¡Contribuya a un artículo y ayude a Wikitravel a crecer! Aprenda cómo.

Turquía

De Wikitravel
Oriente Medio : Turquía
Revisión a fecha de 13:00 28 ago 2009; 84.76.90.100 (Discusión)

Saltar a: navegación, buscar

Turquía es un país situado entre Europa y Asia.

Regiones

Ciudades

Otros destinos

Comprenda

Llegar

Hay múltiples opciones para llegar a Turquía pero debes tener en cuenta que los meses de verano este país se convierte en diana de turistas y touroperadores que pueden llegar a saturar las ciudades y los espacios más emblemáticos.

En avión

Istanbul y Ankara son los destinos más frecuentes. Entre las líneas aéreas que operan de forma regular en este país: Iberia, Turkish Airlines y Swiss Air(ofrece billetes bastante económicos pasando por Zurich, unos 200€ en agosto)

En barco

En coche

Conducir en Turquía tiene sus riesgos. El tráfico es caótico en las grandes ciudades y los turcos se toman las normas de circulación a su manera. Especialmente en las zonas rurales, la utilización del coche por parte de los locales puede ser una lección de temeridad y malas maneras. No por casualidad el país ostenta uno de los índices de siniestralidad más altos del mundo. Dicho esto, hay personas que alquilan coches y no tienen ningún problema, una vez habituados a las costumbres locales.

Hay que decir también que el país está mejorando a marchas agigantadas sus infraestructuras de comunicación y que cada vez hay más autovias (aunque éstas no pueden homologarse a las europeas) y zonas de servicio (estás sí que son más que equiparables). Fuera de las zonas urbanas, no suele haber tanto tránsito e incluso hay regiones enteras en las que difícilmente se cruzará uno con vehículos en varios kilómetros.

Conviene estar alerta y respetar escrupulosamente las normas de circulación (aunque los turcos no lo hagan). Los controles de tráfico son abundantes y las multas, severas.

La mejor opción sigue siendo utilizar los servicios de las compañías de autocares y dolmus, y sus conductores, curtidos en mil batallas.

En tren

Desde Hendaya parte un nocturno a Niza, después hay que viajar a Venecia y allí tomar otro nocturno a Belgrado. Sigue Belgrado-Sofía y, por último, Sofía-Estambul.

Circule

La red de comunicaciones del país se centra sobretodo en el transporte por carretera.

En avión

Existen más de 100 aeropuertos distribuidos por todo el país aunque en muchos de ellos sólo opera la compañía de bandera, Turkish airlines (hay que decir en su favor que su calidad es irrefutable y que figura entre las compañías aéreas europeas mejor valoradas). No obstante, desde hace unos años las compañías privadas OnurAir y Atlasjet están incrementando sus rutas e introduciendo una saludable competencia en los precios.

Los desplazamientos en avión son necesarios especialmente si se planea viajar a las lejanas regiones del este del país (región del mar Negro, Anatolia nororiental i suroriental, región mediterrànea, o incluso la Capadócia desde Istanbul). La alternativas son los viajes de 15, 20 o hasta 30 horas en tren o autocar. Si se reserva con tiempo, pueden encontrarse verdaderas gangas (por ejemplo, un vuelo de Ankara a Kars, por apenas 25€, u otro de Istanbul a Nevsehir por 40€).

Conviene prever la distancia entre la ciudad y el aeropuerto, que a veces puede superar los 30 o 40 kms. y tener en cuenta que se realizan controles de seguridad justo en la entrada de las instalaciones y después, antes de embarcar. En los vuelos domésticos no suele haber aglomeraciones. No así en los vuelos internacionales, donde el control de pasaportes puede ser de una lentitud exasperante.

Los principales aeropuertos del país son el Ataturk y el Esenboga de Istanbul, y el Esenboga de Ankara.

En barco

El barco es un medio de transporte bastante utilizado en Istanbul (para cruzar el bósforo). También en la costa mediterránea hay un sinfín de ofertas de veleros que pueden acercar a los turistas a las islas turcas con más encanto o simplemente ofrecer un paseo por la costa. Existen Ferrys que conectan por mar puntos bastante distantes en la geografía aunque nosotros no pudimos coger ninguno por falta de información o por disponer de información poco actualizada.

En coche

Las carreteras están bastante bien y, de hecho, es el sistema de comunicaciones más utilizado en el país. En zonas turístiucas o ciudades más grandes tenéis la posibilidad de alquilar coches que os facilitarán el acceso a pueblos colindantes con encanto y os dará más libertad de movimiento que el transporte público. Existen autopistas en los alrededores de las grandes ciudades así como una que une Ankara con Estambul.

En bus

Si vais por libre, el bus es el medio ideal de desplazamiento entre los diferentes puntos del país. El sistema de autobuses es eficaz y fiable: estaciones de autobuses bien organizadas, oferta muy diversa y de calidad de compañías de autobuses, muchas opciones horarias, múltiples conexiones con otras ciudades y precios asequibles. Además el gobierno está realizando un inmenso esfuerzo en la construcción y modernización de las infraestructuras de transporte. Incluso en los rincones más recónditos del país, existen ya tramos de autovías que hacen más seguro y rápido el viaje (conviene recordar también que Turquia ostenta uno de los índice de siniestralidad en carretera más altos del mundo). En las estaciones de autobuses cada compañía dispone de un pequeño stand donde venden los billetes. Van a la caza del cliente (muy divertido porque son muy exagerados) pero no hay que dejarse convencer a la primera y se han de comparar los precios y los horarios. La gran mayoría de compañías disponen de azafatos que organizan al pasaje, ofrecen té o café, bollitos de chocolate y perfume cada cierto tiempo. También coordinan las paradas en las áreas de servicio y hasta pueden dar conversación interesante si el trayecto es largo. Eso sí, no está de más llevar un cojín hinchable para no acabar con las cervicales hechas polvo. Al ser Turquía un país grande, muchos de los trayectos duran bastantes horas. Los viajes nocturnos permiten dormir en carretera entre destino y destino.

En tren

El tren está extendido por el territorio pero dicen que acostumbra a ser lento y problemático. Si pese a eso os hace gracia probarlo os recomendamos el trayecto entre Istanbul y Ankara (las dos grandes ciudades de Turquía)ya que dicen que es el más "cómodo".

Hable

Se habla Turco, lengua asiática escrita en alfabeto latino. El Turco surge de la convivencia (o no) entre mil civilizaciones que han pasado por el país. En los años 30 Ataturk (el padre de la Turquía Moderna) cambió el alfabeto árabe por el latino en un proceso de modernización del país. El turco se pronuncia tal y como se escribe, por eso es muy interesante y divertido intentar aprenderlo mientras estéis allí.

Os recomendamos muchísimo comprar un diccionario Türkçe-Ispanyolca en el bazar de Istanbul o bien antes de partir. Este diccionario os permitirá comunicaros con los turcos y os abrirá un nuevo mundo de posibilidades y de gente dispuesta a ayudaros y entablar conversaciones gratas aunque escuetas en palabras. Türkçe öğreniyorum (algo así como "estoy aprendiendo turco"). En Istanbul, no obstante, os entenderéis muy bien chapurreando inglés. Fuera de Istanbul y de los grandes focos de atracción turística, los turcos no dominan apenas el inglés, francés... quizás el alemán os sea más útil ya que la gran mayoría de turcos han estado temporalmente trabajando en Alemania. Si no os movéis de Istanbul hasta podéis hablar en castellano y, en verano, en lugares como el Gran Bazar, el Bazar de las Especias o Santa Sofía no dejaréis de oir españoles hablando por los alrededores.En el Bazar de las Especias los españoles son muy bien recibidos y, en especial, los catalanes. Si vais allí, comprenderéis por qué (fijaos en una parada en particular).

Compre

Como en cualquier pais islamico, el acto de compra es toda una institución en Turquia debido a la cultura del regateo. Para cualquier cosa, practicamente (excepto en las tiendas franquiciadas multinacionales) se puede regatear.

Los objetos típicos de Turquia son las alfombras, todo tipo de ropa de cuero, las lamparas islámicas y las especias. Si estas en cualquier ciudad minimamente grande, es muy recomendable de pasear por el zoco o bazar (el mas paradigmatico es el de Estambul). Es en sitios como ese donde se puede respirar la Turquia más oriental y exótica.

Tampoco dejéis de visitar el Istanbul más moderno (zona de Taksim)donde se come bastante bien y están las tiendas de las grandes marcas.

Coma

Si optáis por un viaje de supervivencia los deliciosos kebabs, los pide (pizzas de masa fina), koftes (hamburguesillas), döners (pinchitos) en sus múltiples variedades y los lahmacún (pizzas turcas con carne) os salvarán pero por poco más podéis ir de "lokanta", mesones en los que hacen arroz (pilav)y guisos para chuparse los dedos.

El imán bayildi (berenjenas rellenas que "despiertan al imam"), el su boregi (una especie de lasaña de queso)y los mantis (raviolis turcos) son algunas de las especialidades que hay que probar.

El pan (Ekmek)también es realmente espectacular con mil formas y variedades distintas.

A nivel de repostería no podemos olvidar los baclava hechos con pistachos y almíbares o una especie de bizcochos bañados de almíbares.

Tomarse un helado también es un gran espectáculo y es recurrente econtrarlo en cualquier esquina de cualquier ciudad, en una pastelería...

Y si vais en verano no dudéis acabar vuestras comidas con "karpuz" sandías dulces y frescas que encontraréis en todas las lokantas y garitos de comida...

Cuidado con la carne de cordero, que suele ser bastante fuerte y, a menudo, no sienta bien a los estómagos occidentales.

Beba y salga

El çay (té) es la bebida nacional. El país está lleno de salones de té en el que podréis pasar el rato jugando, charlando con la gente. A parte del çay también os ofrecerán té de manzana (es bastante bueno, pero suelen tomarlo los turistas) y otras muchas variedades que no pueden competir con la bebida nacional. El kahve (café) es otra de las bebidas nacionales y peculiares por el poso que tiene el café. Siempre lo sirven con un vaso de agua para evitar que el poso se quede entre los dientes. Pese a que la gran mayoría de turcos son musulmanes no dicen que no a una buena cerveza (bira), la más famosa es la Efes Pilsen que la sirven en botellas de 1/2 litro y más calientes que frías. Es cara pero a veces vale la pena. El raki es la bebida alcohólica más popular de Turquía, se toma disuelta con agua y tiene un gusto anisado y fuerte (unos 40º). Otra bebida habitual en las comidas es el ayran, una especie de yogurt que combinan con todas las comidas y que va especialmente bien con aquellas más picantes. El agua (su) es mejor beberla embotellada para evitar riesgos innecesarios.

Salir en Turquía es muy diferente según el lugar donde estéis. Istanbul y Ankara, y otras ciudades del oeste, como Izmir o Antalya son un mundo aparte, mucho más próximo al estilo europeo. Sin embargo, fuera de las grandes ciudades y hacia el este veréis que la vida nocturna se acaba más bien pronto y la vida social se encuentra en los salones de te en los que sólo encontraréis hombres ya que las mujeres siempre se quedan en casa. Si tenéis la suerte de conocer a turcos os llevarán a pasar la noche al aire libre, charlando y jugando. De todos modos veréis que es muy difícil conocer mujeres turcas: se casan pronto, se quedan en casa y viven en un mundo social diferente al de los hombres.

Duerma

Elegir el alojamiento es una cuestión de bolsillos. En Turquía podéis encontrar hoteles excepcionales y con un encanto incansable, pensiones sencillas o casas que acogen a viajeros que os permiten acercaros más al modo de vida de los turcos. En cualquier caso Istanbul es una excepción y la relación calidad-precio es baja... huid en cuanto podáis de la ciudad y veréis como baja el precio del alojamiento. Si vais de pensiones podéis encontrarlas por 18 a 24€ la habitación doble teniendo la opción a regatear o conseguir que os incluyan el desayuno en el precio. Aprovechad el agua caliente que es un bien escaso y tomaros las duchas en las horas de sol ya que todo el circuito de agua caliente funciona con placas solares. Los lavabos en las pensiones ya no son a la turca. Las zonas más turísticas acostumbran a tener hoteles más a la occidental y los precios se correponden con la oferta, es decir, más caros, pero sin el confort de los hoteles españoles. Un hotel 4 estrellas no tiene nada que ver con lo que estáis acostumbrados. Los cuartos de baño, en particular, dejan bastante que desear. Encontrar alojamiento es muy fácil y no es necesario reservar con antelación. Siempre hay habitaciones.

Aprenda

Aprender en Turquía es un reto y una gran oportunidad, por eso os recomendamos llevar a mano un diccionario español-turco y disponeros a hablar con cualquiera que se muestre dispuesto ya que la gran hospitalidad de los turcos lo hace todo más fácil.

Existen 2 juegos nacionales que podréis descubrir y aprender en los salones de té.

Por un lado el backgammon, tablas o damas turcas que se juega en una tabla de madera con dibujos cónicos. El objetivo del juego es desplazar todas tus fichas hacia un extremo del tablero y eliminarlas antes que el otro jugador. La dificultad de comunicarse hace difícil aprenderlo allí pero no desistáis-- es un vicio!

Por el otro lado está el okay que se juega a 4 manos y es como el rummikub europeo pero se juega en cerrado. Veréis que son fichas como las del dominó con números del 1 al 13 y 4 colores. El objetivo del juego es hacer escalas y tríos con las 14 piezas que tiene cada jugador. El equivalente europeo de este juego es el rummikub y, como podréis ver, es el otro juego oficial del país.

Aprender un poco de vocabulario turco os abrirá las puertas a mil nuevas experiencias y a conocer más profundamente la forma de vida del país.

Trabaje

Seguridad

Es un país muy seguro y en el que puedes fiarte de la gente. El turismo es una importante fuente de ingresos y todos los turcos tratan de forma más que correcta y hospitalaria a los viajeros.

Es conveniente revisar las indicaciones del Ministerio de Exteriores de cada país a la hora de viajar a las regiones surorientales del Turquía. Aunque la situación se ha calmado y parece ser que el gobierno turco va a conceder una mayor autonomia a la minoria kurda, la situación todavía es volátil y pueden presentarse eventuales situaciones de riesgo.

Los controles policiales son frecuentes en las zonas fronterizas orientales del país, especialmente en lo referente a contrabando. Por esta razón conviene tener el pasaporte a mano. Si todo está en orden, no habrá ningún problema. Cabe decir que el cuerpo militar y policial turco actúa con profesionalidad y rigor.

Salud

Respete

No olvidéis descalzaros antes de entrar en las mezquitas y, las mujeres, cubrirse la cabeza con un pañuelo (aunque eso sólo ocurre en algunas mezquitas, las menos turísticas).

Los turcos, además, se toman muy en serio lo de las propinas. Se considera de mala educación no dejarla.

Mantenga contacto

Variantes

Acciones

Docentes del destino

Otros idiomas

otros sitios