¡Contribuya a un artículo y ayude a Wikitravel a crecer! Aprenda cómo.

Isla de Marajó

De Wikitravel
Saltar a: navegación, buscar
Isla de Marajó


Isla de Marajó es una ciudad del Amazonas Del tamaño de Suiza, la isla de Marajó es simplemente la más grande isla fluvial del mundo. Situada en la desembocadura del Amazonas y del Tocantins, frente el Atlántico y por lo tanto sujeta a las mareas, la isla cuenta menos de 200.000 habitantes. Las civilizaciones indígenas que se habrían instalado en Marajó hace más de 3.000 años, dejaron interesantes testimonios, pero son sobre todo sus paisajes que han dado la reputación a la más grande isla deltaica del mundo. La mitad occidental de Marajó está cubierta de bosques, en su mayoría inundados; Por su parte oriental da lugar a inmensas praderas, algunas de las cuales están secas todo el año. Los búfalos y los cebúes que resisten son, en realidad, mucho más numerosos que los insulares. Al Norte de la isla, dónde tiene lugar el choque terrible entre las aguas del Amazonas y las del océano, la isla ha guardado intactos dos tesoros a través de los siglos, las playas de Pesqueiro y de Araruna. La escasa población está distribuida por el borde de la isla. El archipiélago de Marajó cuenta con 13 municipios, uno de los cuales es Soure.

Llegar[editar]

Un transbordador parte todos los días de Belém para atracar algunas horas más tarde, cerca de Soure, lugar principal en la costa oriental (o en avión - 20 mn de vuelo).

Circule[editar]

Vea[editar]

Haga[editar]

La mejor manera de descubrir la Isla de Marajó es sin duda visitar una de las fazendas del interior, con el fin de observar de cerca la vida diaria de estas inmensas propiedades donde el tiempo pasa lentamente, al ritmo de la naturaleza. Para aventurarse allí, y observar más de cerca la fantástica riqueza de la fauna y la flora de este sistema ecológico único, es necesario seguir inevitablemente el curso de uno de los numerosos igaporés ("camino del agua" en tupi)." Estas fazendas explotan inmensos territorios donde las manadas de búfalos pueden tranquilamente gozar de sus días antes de que un gaucho los lleve una noche a la fazenda. ¡Es posible (y altamente recomendado!) pasar algunos días en una de estas fazendas, donde los días se dedican a los paseos a caballo o en búfalo, y a las salidas diurnas y nocturnas en canoa a motor, con el fin de admirar la flora y la fauna locales (delfines, capybara, monos, pájaros, serpientes, caimanes,…). A menos que elijan disfrutar alegremente de la tranquilidad de la fazenda, instalados en la hamaca, con una caipirinha a la mano y con grandes espacios como decorado... al ritmo brasileño.

Compre[editar]

Coma[editar]

La isla tiene pocos restaurantes, y son generalmente muy sencillos. Es común que el propio patrón cocine y atienda a la mesa.

Beba y salga[editar]

Duerma[editar]

En algunos hoteles y "pousadas", las habitaciones pueden clasificarse entre razonables y buenas.

  • Fazenda Do Carmo
  • Hotel Marajó Park Resort

Partir[editar]

Variantes

Acciones

Docentes del destino

Otros idiomas